La Hija del Relojero – Kate Morton

La Hija del Relojero – Kate Morton

Sinopsis

¿Mi nombre verdadero? Nadie lo recuerda.
¿Los sucesos de aquel verano? Nadie más los conoce.

En el verano de 1862, un grupo de jóvenes artistas, guiados por el apasionado y brillante Edward Radcliffe, viaja a Birchwood Manor, una casa de campo en Berkshire. Tienen un plan: vivir los siguientes meses recluidos y dejarse llevar por su inspiración y creatividad. Sin embargo, cuando el verano toca a su fin, una mujer ha muerto de un disparo y otra ha desaparecido, se ha extraviado una joya de valor incalculable y la vida de Edward Radcliffe se ha desmoronado.

Unos ciento cincuenta años más tarde, Elodie Winslow, una joven archivista de Londres, descubre una cartera de cuero que contiene dos objetos sin relación aparente: una fotografía en sepia de una mujer de gran belleza con un vestido victoriano y el cuaderno de bocetos de un artista en el que hay un dibujo de una casa de dos tejados en el recodo de un río.

¿Por qué ese boceto de Birchwood Manor le resulta tan familiar a Elodie? ¿Y quién es esa hermosa mujer que aparece en la fotografía? ¿Le revelará alguna vez sus secretos?

Narrada por varias voces a lo largo del tiempo, La hija del relojero es la historia de un asesinato, un misterio y un robo, una reflexión sobre el arte, la verdad y la belleza, el amor y las pérdidas. Por sus páginas fluye como un río la voz de una mujer ya libre de las ataduras del tiempo y cuyo nombre ha caído en el olvido: Birdie Bell, la hija del relojero, la única persona que vio todo lo sucedido.

Review

Normalmente necesito que un libro tenga fantasía para querer leerlo. Me encanta pensar en los libros como una forma de salir de la realidad para vivir en un mundo totalmente diferente por un momento. Y, no me malentiendan, no es que la realidad sea tan mala, sólo me parece entretenido poder vivir en más de una realidad, por así decirlo. Pero me desvié.

Me encontré este libro en una librería y, por alguna razón, atrapó mi atención. Al leer la sinopsis ya estaba decidida a leerlo. A quien no le gusta un buen misterio?

Al inicio me pareció muy interesante, pues la historia comienza en el presente y parece tener nula relación con el pasado, pensé que simplemente seríamos partícipes de una investigación actual sobre un suceso antiguo, pero no fue así.

Hay más de una persona que nos narra su historia a través del libro, todas con solo una pequeña relación entre ellas. Leí en otra reseña que alguien se hizo un pequeño esquema para no perderse sobre la historia y el tiempo de cada uno. Esto no es realmente necesario, pero si tienes mala memoria puede ser bastante útil.

En cuanto a los personajes, hay bastantes que tienen gran relevancia para la historia, pero para evitar dar spoilers me centraré en algunos.

Primero conocemos a Elodie, quien es, de alguna forma, la protagonista de esta historia. Personalmente no me agrada del todo su personalidad, me pareció una persona muy poco interesante, sin embargo, el personaje si está muy bien hecho, pues es posible entender su forma de ser.

Elodie trabaja de archivista. Un día se encontró en el trabajo una caja olvidada hace tiempo que voluntariamente se ofreció a clasificar. En esta encontró bolso con un cuaderno de apuntes y una fotografía, todos sin relación aparente. Luego de ver la fotografía de una mujer y el boceto de una casa que identificó como aquella de su cuento favorito de niña, sintió la necesidad imperante de descubrir quién era aquella mujer y qué relación tenía con la casa.

Si bien Elodie no lo sabe, no es realmente un spoiler para el lector saber que la foto es de Birdie, quien es otro de los personajes que nos cuenta su propia historia.

El personaje de Birdie es encantador. Es muy hermosa y, lo que no es común en su época, es increíblemente inteligente. Todos quienes la conocieron, de alguna u otra manera, la describen de manera que es imposible no quererla, y cuando es ella misma quien cuenta su historia, se vuelve muy fácil estar de su lado.

Es Birdie la real protagonista de esta historia. Hija de un relojero, tuvo una infancia bastante difícil y, por cosas del destino, se convirtió en modelo de Edward Radcliffe, un joven encaminado a convertirse en uno de los mejores pintores de su época.

Edward es, claramente, otro de los personajes de gran importancia en la historia. Un artista cuya personalidad no deja ninguna duda de esto. Al comenzar una obra era incapaz de pensar en otra cosa, y cuando recibía una inspiración quedaba tan distraido que era muy común que volviera sin su billetera.

Por desgracia, el prometedor futuro de Edward se arruinó súbitamente un verano. Había decidido hacer un retiro con sus amigos artistas en Birchwood Manor por inspiración, pero en vez de esto su prometida, Fanny, murió y Edward quedó totalmente destruido. Qué pasó realmente ese día es algo que sólo Birdie sabe.

Pero, qué tiene que ver Birdie en esto? Bueno, deberán leer el libro para saberlo.

Mi personaje favorito es Birdie, es principalmente por ella que este libro me ha encantado. Pero existe otro «personaje» que me ha atrapado de la historia: Birchwood Manor.

La casa que une cada una de las vidas que conocemos en esta historia a través de los tiempos. Kate hace un trabajo impresionante al darle dimensión a cada uno de los personajes, pero realmente se luce con el ambiente que crea en la casa. Es posible «ver» cada uno de sus espacios interiores y también su exterior junto al río. La convierte en un personaje más de la historia.

Dibujo de Birchwood Manor hecho por Michael Scroll
https://michaelsscroll.blogspot.com/2019/03/birchwood-manor.html

En resumen, me gustó mucho este libro y también la forma de escribir de Kate Morton. Probablemente me lea «El Jardin Olvidado» en el futuro, pero, por ahora, recomiendo mucho que le den una oportunidad a este libro que tiene una trama muy sólida y real, personajes completos y que nos transporta en cada una de sus páginas.

Bye bye 💕

Si te gustó este post por favor pon me gusta, comparte & comenta

0
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta